Confieso: soy egoista (Mandalas por los Refugiados sirios)

MANDALAS POR LOS REFUGIADOS SIRIOS. DANDO UN PASEO

Hoy es un día especial, lo he empezado genial. Hoy voy a ingresar a ACNUR 90€ que vienen de vosotras, el resultado integro de la venta de preciosos colgantes mandalas,que han sido un instrumento mágico para aportar nuestra ayuda a los refugiados sirios.

Después de esto me ha dado por pensar y mis pensamientos se ordenan mejor cuando escribo.

Esta mañana revisé mis redes sociales y algún periódico. Las fotos de vacaciones, conciertos se mezclan con las denuncias de injusticias, los chistes, historias de gente extraordinaria o miserias de seres deshumanizados…
Cada una nos ocupa segundos y luego tenemos nuestra vida, trabajo, familias, problemas y alegrías
Eso es la vida, y la gran verdad es que cada uno somos responsables de la nuestra, tenemos una tarea importante que es procurar nuestra felicidad, ser egoísta me parece fundamental, si yo estoy bien soy capaz de repartir felicidad a los demás.
Estoy convencida que no somos insensibles a lo que pasa alrededor y ese «sentirse bien» pasa por que los demás también lo estén. No me gusta dar consejos a nadie, pero sí puedo hablaros de mi experiencia y de la enorme satisfacción que me produce realizar pequeños actos solidarios, os confieso que es puro egoísmo, la recompensa que obtienes, lo que obtienes es mil veces mayor que lo que haces.

Hay grandes personas que han nacido con una fuerza superior a los demás y hacen grandes cosas, no todos somos así pero todos podemos hacer cosas pequeñas y la suma de esos pequeños actos genera grandes cambios. Vi una publicidad en el metro que me encanto, decía algo así como ¿Cuantas personas son necesarias para cambiar el mundo? UNO.
Cuando visito a las mujeres del sur de India con quien colaboramos con Dando un paseo (me gusta llamarlas socias, ellas me ayudan más a mi que nosotras a ellas), cuando pongo en marcha acciones como esta con los refugiados ¡me llena tanto, me hace sentir tan viva
slowliving Dando un paseo

Señoras, tenemos un gran tesoro en nuestro poder, nuestra vida, nuestro tiempo, pasa una vez y va rápido. Así que me propongo vivir lento y amar lento y seguir siendo muy egoísta

ACNUR REFUGIADOS SIRIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *