1

Bienvenido a tu casa…

altar San Carlos BorromeoLa mañana del domingo del Día de la Madre ha sido increíble, he estado en San Carlos Borromeo y yo, que no soy una persona religiosa, he ido a misa. He tenido que hacer grandes esfuerzos y tragar algunas lágrimas, de esas que salen cuando te emocionas. Ha sido una de las ceremonias mas auténticas de las que he estado en mi vida.
Para los que no lo sepáis,  pusimos en marcha una acción para el día de la madre: con las compras que hicisteis para las vuestra en Dando un Paseo daríamos un regalo a la gente de este barrio de Vallecas. Así que no sólo vuestras madres han tenido pañuelos de seda, bolsos y pulseras este domingo :-)

Ya estuvimos por esta parroquia en Navidad y os lo contamos en este post

firmas defensa Sanidad pública
Me planté allí y lo primero que vi fue una mesa para recaudar firmas en defensa de la Sanidad Publica. Ya desde la puerta todo lo que ocurre en este sitio, es lucha por los derechos.

DSC01020

Busqué a Javier Baeza, el párroco y le pedí que me dijera como quería dar los regalos, boquiabierta me quedé cuando me pidió que los colocara en la mesa del altar y él explicaría luego que las mujeres los recogiesen antes de salir.
Me conmovió ver todos los paquetes en esa sencilla mesa de parroquia de barrio. Junto a ellos unos canastillos de pan y unas copas de vino con los que se celebró luego la eucaristía. No podía imaginar un sitio mas hermoso para colocarlos y reconozco que me temblaron las manos poniéndolos allí.

 

DSC01029

Los parroquianos son gente del barrio: las madres de la parroquia (extraordinariamente activas y luchadoras) inmigrantes, jóvenes,  niños,  algunos de ellos del poblado chabolista rumano “El Gallinero” un auténtico lujo compartir con ellos esos momentos.

DSC01025

Se empezó contando la canción que da título a este post “Bienvenido a casa”, la letra no puede ser mas apropiada para empezar algo junto a otras personas.

DSC01035
Javier viste de calle y prescinde de algunos formalismos propios de la liturgia a la que estamos acostumbrados. A su lado se sentó Bratia, un niño rumano de El Gallinero que adivino por la forma en la que todos le trataban allí, no tiene una vida fácil.

DSC01028
Tenía una enorme curiosidad por ver como se desarrollaría la ceremonia en la que se mezclaba gente tan distinta entre si, distintas razas, nacionalidades, edades, clases sociales, creyentes y ateos.

Comenzó la ceremonia y Javier nos contó que era una fecha importante para la iglesia ortodoxa, que en estos días celebran su Pascua. La pasada semana ha sido dura para los gitanos rumanos que viven en el poblado chabolista de el Gallinero (mayoritariamente son cristianos ortodoxos), el Ayuntamiento tenía orden de derribar dos chabolas y derribó nueve. La actuación policial fue desproporcionada, Javier nos contó como vieron el trato que se dio a la gente, entre algunas de las cosas que nos contó pasaron allí me quedé helada escuchando que a una mujer en el último mes de embarazo y esposada la tumbaron boca abajo.
Ante esto, Javier aclaró que nadie confundiese el rechazo y odio a esta situación injusta con el odio a las personas que la llevaron a cabo … eso el lo que se puede llamar una lección de cristianismo.
Después hubo unas palabras de recuerdo para Alpha Pam, un inmigrante senegalés que ha sido la primera persona en morir por no tener tarjeta sanitaria. Una muerte evitable, se trató con ibuprofeno a una persona con tuberculosis.

Javier pidió a una de las madres que leyera el Magnificant del Evangelio de San Lucas, uno de los pasajes mas famosos relacionados con María como síntesis del ideario que ella vivió. Tras la lectura nos contó lo que el veía y entendía en el simbolismo de este pasaje y a continuación fue la gente de la iglesia la que tomo la palabra.

DSC01032De forma espontánea fueron hablando de una manera libre y ordenada, diciendo lo que ellos entendían de las palabras del evangelio, hablando de la situación de la mujer y de lo que ellos creían que es ser madre, y con voces muy críticas contra las injusticias e incluso contra la iglesia. A todo el mundo se le escuchó con orden y respeto, no hubo palabras posteriores para juzgar ni guiar ninguna opinión.Yo estaba alucinando. Tanto si creéis como si no, yo os recomiendo que si alguna vez tenéis oportunidad asistáis a esta celebración donde se escuchan cosas que te sorprenden, emocionan y te dan un baño de realidad difícil de conseguir en nuestra vida diaria.

DSC01041
La gente se levantó y se dieron las manos unos a otros para rezar el Padre nuestro, luego, llegó el momento de bendecir el pan (trozos de una barra cortados en rebanadas) y el vino. La gente fue acercándose al altar para mojar un trocito del pan en el vino y tomarlo.

DSC01021
Para terminar, una enfermera del hospital de Entrevías se sentó junto a Javier y nos contó de una manera clara y apoyándose con datos y cifras que estaba pasando con la Sanidad Pública y por qué estaban recogiendo firmas para protegerla.

DSC01038

El respeto a todas las voces, la educación con la que se hablaba y se escuchaba, la libertad para tratar temas controvertidos y difíciles y la  sensatez de algunos comentarios me hicieron pensar que si mas gente se reuniese de esta forma, las cosas nos irían mucho mejor.

DSC01044

Tras la misa, mesa. En la planta superior hay un comedor donde los domingos se hace una paella y allí están invitados a comer todos los  que se acercan.

 

DSC01045

Me senté junto a Manoli y Enrique. Dos jóvenes de más de setenta años que son un ejemplo de energía y coraje, dos luchadores que me hicieron sentir pequeñita, pequeñita. Las historias de sus vidas dan para un libro cada una. Me encantó compartir mesa y comida con ellos, ambos me dieron una lección de vida.

DSC01048

Me despedí de Javier y quedamos en seguir en contacto, allí necesitan mucho y a nosotros nos sobran ganas de poder echarles un cable, así que seguro que algo se nos ocurrirá. Con Enrique y Manoli hablé de cómo hacer algo por lo demás te reporta tanto que se convierte en un acto egoísta, pero un egoísmo positivo que te hace sentir parte del mundo en el que vives. 

Por aquí vamos a seguir siendo muy egoístas, por que no queremos estar ajenos a lo que está pasando tan cerca de nosotros, volveremos por San Carlos Borromeo, nos gusta dar paseos por lugares hermosos y llenos de humanidad y este es uno de ellos.

DSC01049