1

Un pedacito de cielo en la tierra: la Fundación Vicente Ferrer

Niñas indias Fundación Vicente Ferrer

Me imagino que el cielo tiene que ser un lugar donde el amor adquiere su significado mas puro y lo trasmite a la perfección la Fundación Vicente Ferrer, donde sientes que cada ser humano es parte de una unidad. Dignidad, derechos, respeto, entrega, sonrisas…. Donde cada mañana te levantas pleno y feliz por que sabes que la gente que te rodea es maravillosa

Yo he encontrado un pedacito del cielo en la tierra, está en el sur de la India, en Anantapur,un distrito del estado de Andhra Pradesh. Ese sitio es la Fundación Vicente Ferrer. No se como voy a poder contar lo que viví allí, nada que pueda escribir puede transmitir la belleza de ese lugar y lo que me hizo sentir.

El estado de Andhra Pradesh es la segunda zona mas seca del país, sin embargo el 80% de su población depende de la agricultura. Existe una carencia extrema que repercute directamente sobre las comunidades con menos recursos, las castas mas bajas.

Las castas en India son un sistema hereditario de estratificación social, una estructura jerárquica que ha existido desde hace mas de 2500 años. Los dalits, los más impuros, están condenados a vivir en la pobreza y el desprecio. Aunque la ley india abolió la discriminación del sistema de castas, este aún perdura en las costumbres de la vida cotidiana.

¿Qué significa ser dalit?

Ser esclavo para la vida de otros, de las ideas de otros, ante los ojos de otros, bajo su autoridad y represion.

Es ser algo deshonroso, un término que indica que quien lo lo lleva, no puede tocar nada ni ser tocado por que su contacto, incluso su sombra, contamina a los que no son Dalits.

Realizan los trabajos mas degradantes y mal pagados, los que implican contacto con sangre, excrementos, letrinas…

Representan del 15% al 25% de la población (mas de 160 millones de personas) y son discriminadas a todos los niveles.

Los niños no tienen infancia, 15 millones de niños y niñas trabajan por míseros salarios y no terminan la educación pirmaria.

Ha habido avances para acabar con esto, pero todavía queda mucho camino. Mejorar la vida de estas personas es el propósito de la FVF.

Cuando Vicente y su mujer Anna llegaron a Anantapur hace mas de 40 años, se encontraron un lugar casi desértico, empobrecido y donde los mas desfavorecidos sobrevivían en condiciones infrahumanas.

No podéis imaginar lo que en este tiempo han conseguido hacer, he visto su trabajo y las caras de la gente de este lugar, me han abrazado, me han besado, me han sonreído y se me han clavado en el corazón para siempre.

Vicente Ferrer inicio un proyecto y hoy indios y españoles han conseguido que miles de personas tengan una vida digna y sean conscientes de sus derechos:

” El reto mas grande que tiene la sociedad en este siglo esla erradicación de la pobreza. Ése es el deber de la humanidad” V.Ferrer.

Cuando un visitante llega a RDT (Rural Development Trust, así se conoce a la FVF en la India, es el nombre con el que Vicente y Ana registraron la ONG en 1969) se convierte en un invitado de honor.

Me recibieron con cariño y con un único propósito, mostrarme de primera mano los avances que han conseguido. Después de estar allí, con ellos, el vínculo con la Fundación es inevitable.

Pude visitar algunos de los muchos proyectos que tienen en marcha.

PERSONAS CON DISCAPACIDAD

El primero fue un centro para niños con parálisis cerebral. Cuando entré, un grupo de cuidadoras estaban peinando y limpiando a unos niños en el patio central. Nos enseñaron las instalaciones: salas para estimular sus capacidades intelectuales y motoras, aulas, salas de yoga, talleres de ortopedia y rehabilitación…

Los discapacitados sufren de discriminación social, mas aún si son de castas bajas. Yo vi a estos niños y vi que sonreían, vi a niños felices.

La niña que tengo en brazos hace un año no podía caminar ni moverse, hoy sonríe todo el tiempo y camina solita gracias a la rehabilitación. a niña que tengo en brazos hace un año no podía caminar ni moverse, hoy sonríe todo el tiempo y camina solita gracias a la rehabilitación.

 Tener la oportunidad de abrazarlos y verlos es un regalo. Un grupo de ellos nos cantaron unas canciones, una de ellas en español, escucharles somos fuertes y valientes y tenemos futuro, fue conmovedor, en ese momento no pude mas, lo intente pero me emocioné hasta las lágrimas.

 

MUJER

Por la tarde visitamos un pequeño pueblo, uno de los muchos donde la Fundación tiene proyectos concretos para cambiar la situación de las mujeres. Microcréditos, talleres de formación, creación de asociaciones de mujeres y lucha contra la violencia de género.

Nunca me he considerado feminista, en occidente todavía tenemos diferencias de género pero no las he sufrido. Después de conocer la situación de las mujeres en la India he tomado conciencia sobre esto, nos queda mucho por lo que luchar.

La marginación que sufren es terrible, he leído noticias sobre su situación aquí (especialmente en las zonas rurales) y se me ha helado la sangre. Una vez se casan (la mayoría de los matrimonios son acordados entre las familias y en muchos casos ellas son menores de edad) van a vivir a casa de sus suegros y pasan a ser “propiedad del marido”, no tienen propiedades, si trabajan entregan el dinero a su pareja. Si éste fallece, el pueblo las repudia, las deja de hablar. La dote que los padres tienen que pagar a los consuegros arruina a las familias, por eso tener una hija para muchos es una desgracia. Si tienen una niña, no hay felicitaciones, si tienen un bebe con alguna deficiencia, las consideran culpables por que han hecho algo mal en otra vida… contaría y no acabaría.

Gracias a la FVF, con los proyectos específicos que desarrollan con ellas, adquieren conciencia de sus derechos y ganan reconocimiento en la sociedad.

Cuando llegamos al pueblo, nos recibieron con flores. Entramos en una sala y me encontré con este espectáculo:

Mujeres India Fundación Vicente Ferrer

Todas estas mujeres, con sus coloridos sarees, esperaban nuestra visita. Nos sentamos frente a ellas en unas sillas de plástico, como invitados de honor. Emocionante y extraño. Yo me sentía tremendamente agradecida de poder estar allí y el lugar de protagonistas que nos dieron me supero. Otra vez a llorar, la de Kleenex que gasté ese día josuspordios!

 

Mujeres India, Fundación Vicente Ferrer

Algunas mujeres nos fueron contando su experiencia. Esta señora, emocionada, nos relato como gracias al crédito de la FVF, pudo comprar una búfala y vender la leche y luego comprar otra búfala. Sus hijos han podido estudiar y no podéis imaginar la cara de orgullo que mostró hablando de su hija enfermera y su hijo policia. Mientras yo venga a gastar Kleenex.

 

Mujeres India Fundación Vicente Ferrer

Nos invitaron a preguntarles cualquier cosa que quisiéramos saber. La pregunta era clara ¿qué opinan los hombres de esta nueva situación de sus mujeres? Un voluntario salió al frente y nos dijo que su familia estaba mejor ahora y que ellos habían entendido que sus mujeres merecían otra vida.

 

Así funciona la Fundación, poco a poco, muy organizado y concienciando a la gente local con hechos que ellos puedan comprender.

 Mujeres India Fundación Vicente Ferrer

 Mujeres India Fundación Vicente Ferrer

SANIDAD

Al día siguiente visitamos un hospital. Otra agradable sorpresa. Un lugar organizado, limpio, luminoso. He visto hospitales en España con peor aspecto.

La Fundación tiene 20 clínicas rurales, donde los pacientes reciben atención básica sin necesidad de desplazarse. Hay tres hospitales generales, un centro de planificación familiar (importante en un país con graves problemas de superpoblación), un departamento de enfermedades infecciosas (SIDA y tuberculosis) y  un hospital infantil

Visitamos el hospital de Bathalapalli, os dejo algunas fotos que dicen mas que cualquier cosa que yo pueda contar.

Hospital en India Fundación Vicente Ferrer

La sala de espera. Increíble la limpieza en un país que es realmente sucio.

 

Hospital India Fundación Vicente Ferrer

La maternidad fue uno de los lugares mas tiernos. Una curiosidad, las mujeres cubren sus orejas durante tres meses después de dar a luz. Creen que así el bebé no enfermará.

Hospital India Fundación Vicente Ferrer

No imagináis lo que es acercarte a un enfermo y que te coja las manos, te sonría y te cuente en su lengua que le pasa y tú le contestes y sin entender el idioma, entender a esa persona.

Hospital enfermedades infecciosas en Inda Fundación Vicente Ferrer

Como es natural no se permiten fotos dentro de este hospital,tampoco hubiera podido. Hay muchos niños con SIDA, es tremendo. Los hombres se contagian cuando están con prostitutas y se lo transmiten a sus mujeres y las portadoras a sus bebes. Sin palabras.

Enfermos en hospital de la India Fundación Vicente Ferrer

PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Por la tarde del segundo día, visitamos talleres donde trabajan discapacitados. Realizan un trabajo manual de gran valor artesanal. Estos productos se venden en la Fundación y en algunos otros puntos. Podéis imaginar que compré un montón de cosas para vender luego en España. He ido comprando cosas muy especiales a lo largo del viaje.

Atentos a como se realizan las colchas, desde  una tela blanca que tratan con productos y tintes naturales (la ecología es otro de los puntos que se trabajan aquí) hasta el precioso trabajo final

Joven discapacitada trabajando estampación en una tela

Con infinita paciencia van estampando el dibujo en la tela.

Tela estampada a mano por jóvenes discapacitadas indias

Y este es un ejemplo del trabajo final. Cuando ves el proceso valoras la pieza. Compré alguna colcha, ya las veréis.

 

Niñas discapacitadas indias trabajando con telas. Fundación Vicente Ferrer

Niñas discapacitadas indias jugando en la escuela. Fundación Vicente Ferrer

LA TUMBA DEL FATHER

Otra parada fue en la tumba de Vicente, el padre de la Fundación Vicente Ferrer. Está junto al hospital que visitamos. Es un lugar sencillo y conmovedor. La gente acude y reza en su tumba. Él nunca hizo proselitismo de la religión católica. Transcribo unas palabras de Vicente en un entrevista que le hicieron:

Me atacaron mucho porque decían que yo no hacía un trabajo espiritual, pero yo creo que la buena acción es lo más espiritual que existe porque se moviliza todo: tus manos, tu mirada, tu corazón, tu pensamiento… Todo lo bueno que hay en ti se pone en movimiento. La acción contiene en sí todas las filosofías, todas las religiones, al universo entero y al mismo Dios.

Os paso el link, cuando tengáis un rato, echad un ojo a esta entrevista… sencillo y admirable. Este señor es mi héroe.

http://www.elblogalternativo.com/2009/06/22/vicente-ferrer-a-dios-se-llega-con-accion-no-con-libros/

Tumba de Vicente Ferrer en Anantapur, India

En la tumba del “Father”

 

foto de Vicente Ferrer en su tumba

Vicente Ferrer, el “Father”

 

VISITANDO A MI NIÑO

Un momentazo fue también poder conocer al niño que apadriné, Viyaikumar.

Esta belleza de crío no paro de llorar al principio. En el pueblo le dijeron que iban a venir de España y se le iban a llevar y el se lo creyó. Me gustó que el niño fuera natural y llorase y se abrazase a sus padres y sobre todo ver el cariño que estos le daban. Cuando se le paso el berrinche y entendió que no se iba a venir conmigo me dejó  que le diera unos besos que me supieron a gloria.

Niño apadrinado en India. Fundación Vicente Ferrer

Familia India

La familia de Viyaikumar, mi familia india. Me recibieron con flores, me enseñaron su casa (una habitación de unos pocos metros donde vivían todos), me ofrecieron lo que tenían y no podéis imaginar lo que nos abrazamos.

Bebés gemelos indios

Mucha gente del pueblo vino a conocerme. Curiosamente en este sitio hay muchos gemelos. Tuve la suerte de que una joven mamá me dejara coger en brazos a estos dos bombones.

TULASI

Tulasi, me acompañó a casi todas las visitas que hice. Fuimos juntas de compras por el pueblo y me ayudó con la compra de billetes. En la Fundación casi todos los indios hablan español. Es sorprendente poder comunicarte con ellos en nuestro idioma y poder conocer cosas de su vida y su cultura de primera mano. Lo que es mas sorprendente es que hay como 15 personas indias que también hablan catalán (La Fundación tiene la sede en Barcelona y muchos padrinos en Cataluña). Para hablar de Tulasi necesitaría otro post, una mujer increíble.

Trabajadora de la Fundación Vicente Ferrer en India

No se si he logrado transmitir lo que este sitio ha supuesto para mi.

Espero que al menos un poquito. No puedo dejar de pediros que penséis en la posibilidad de apadrinar un niño o colaborar con una mujer. La aportación mensual es ridícula, sólo 18€ al mes y con esto allí se pueden hacer muchas cosas.

Esta cantidad no supone nada para nosotros, un taxi, un par de copas, una comida (en un sitio barato…)…y puede cambiar la vida de otra persona.

Animaros, no cuesta nada, os paso el link de la Fundación donde lo podéis hacer en un pis-pas.

Vicente decía:

Para erradicar la pobreza se necesitan muchas manos. Yo sólo tengo dos

Vicente, allá donde estés te vamos a juntar nuestras manos con las tuyas para participar en tu sueño de acabar con la pobreza y creer que un mundo mas humano es posible.

¿Juntáis las vuestras también?

Formulario para apadrinar

https://www.fundacionvicenteferrer.org/form.php?s=61

Formulario para colaborar con el proyecto De mujer a mujer

https://www.fundacionvicenteferrer.org/form.php?s=67

La página de la Fundación Vicente Ferrer

https://www.fundacionvicenteferrer.org